29 abril 2007

Columbine: lo que dijo Charlton Heston, lo que reflejó Michael Moore

Ya que Bowling for Columbine cabalga de nuevo, aprovecho para desempolvar una traducción que hice hace años del famoso discurso de Charlton Heston a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), para compararlo con su "resumen" en la película de Michael Moore.

Pero recordemos un poco los antecedentes. El 20 de abril de 1999 dos estudiantes mataron a tiros a 13 personas e hirieron a otras 24 en el Instituto Columbine (cerca de Littleton y Denver, Colorado) antes de suicidarse. El 4 de mayo se celebró en Denver, como estaba previsto desde al menos meses antes, la asamblea anual de la NRA, entre protestas por semejante osadía. Su presidente, Charlton Heston, se dirigió así a los socios:

Gracias. Muchas gracias. Buenos días. Me alegra mucho daros la bienvenida a esta reunión anual abreviada de la Asociación Nacional del Rifle. Buenos días. Gracias a todos por venir, y gracias por apoyar a vuestra organización.

Quiero también aplaudir vuestro valor al venir hoy aquí. Por supuesto, tenéis derecho a estar aquí. Como sabéis, hemos cancelado las festividades, la camaradería de que normalmente disfrutamos en nuestras reuniones anuales. Esta decisión ha dejado perplejos a algunos y ha supuesto un inconveniente para millares. Como vuestro presidente, os pido disculpas. Pero es adecuado y decente que hagamos esto. Porque los miembros de la NRA somos, sobre todo, americanos. Esto significa que, cualesquiera que sean nuestras diferencias, nos respetamos mutuamente y permanecemos unidos, especialmente en la adversidad.

Tengo un mensaje del alcalde, el señor Wellington Webb, el alcalde de Denver. Me envió esto, y dijo 'No vengan aquí. No les queremos aquí'. Le dije al alcalde, bien, mi respuesta al alcalde es: yo me presenté voluntario para la guerra a la que querían que fuese cuando tenía dieciocho años. Desde entonces he hecho algunos recadillos para mi país, desde Nigeria a Vietnam. Sé que muchos de los que estáis en esta sala podríais decir lo mismo. Pero el alcalde dijo que no viniéramos.

Lamento eso. También lamento los anuncios en los periódicos que dicen lo mismo, que no vengamos. Este es nuestro país, como americanos somos libres de viajar a donde queramos en nuestra ancha tierra.

Dicen que crearemos distracción en los medios, pero nos han precedido aqui cientos de equipos de noticias. Dicen que crearemos distracción política, pero no es la NRA la que estado presionando en busca de ventaja política, convocando conferencias de prensa para proponer grandes paquetes de nueva legislación.

Aún dicen que no vengamos. Supongo que lo que más me entristece es que eso sugiere complicidad. Implica que vosotros y yo y ochenta millones de honrados poseedores de armas somos de algún modo culpables, que no nos importa; nos importa tanto como a ellos; o que no merecemos estar tan conmovidos y horrorizados como cualquier otra alma en América, doliéndonos por la gente de Littleton.

Que no vengamos. Es ofensivo. También es absurdo, porque vivimos aquí. Hay millares de miembros de la NRA en Denver, y decenas y decenas de millares en el estado de Colorado.

Miembros de la NRA trabajan en las fábricas de Denver, pueblan las facultades de Denver, gestionan las corporaciones de Denver, juegan en los equipos deportivos de Colorado, trabajan en los medios de comunicación a lo largo de Cross Range, son padres y profesores y entrenadores de los niños de Denver, acuden a las iglesias de Denver y representan orgullosamente a Denver en uniforme en los océanos del mundo y en los cielos de Kosovo en este mismo instante.

Hay miembros de la NRA en el Ayuntamiento, Fort Carson, el NORAD, la Academia de la Fuerza Aérea y el Centro de Entrenamiento Olímpico. Y sí, seguramente hay miembros de la NRA entre los héroes de los equipos de policía, bomberos y SWAT que arriesgaron sus vidas para rescatar a los estudiantes de Columbine.

¿Que no vengamos? Ya estamos aquí. Esta comunidad es nuestro hogar. Toda comunidad de América es nuestro hogar. Somos una organización de ciento veintiocho años de edad del tronco de América. La ética de la Segunda Enmienda, de posesión legal y responsable de armas, abarca la más amplia sección transversal imaginable de la vida americana.

Así pues, tenemos el mismo derecho que todos los demás ciudadanos a estar aquí. A ayudar a soportar la aflicción, y compartir nuestro dolor, y ofrecer nuestra respetuosa y firme voz al discurso nacional que ha brotado alrededor de esta tragedia.

Una cosa más. Nuestras palabras y nuestra conducta aquí serán esta mañana más escrutadas que nunca. Los que nos son hostiles acecharán a la espera de arrebatar unas palabras fuera de contexto, buscando siempre un momento embarazoso para ridiculizarnos. Por tanto, seamos cuidadosos. Los ojos de la nación están hoy sobre nosotros.


Según la transcripción de David Hardy (en Truth about Bowling for Columbine), en la película esto se convierte en la siguiente secuencia:

Niños llorando junto al Instituto Columbine;

Corte a Charlton Heston, que sostiene un mosquete y proclama: "sólo tengo cinco palabras para vosotros: 'de mis frías manos muertas'";

Corte a un cartel que anuncia la reunión, mientras Moore entona: "Sólo diez días después de los asesinatos de Columbine, a pesar de los ruegos de una comunidad en duelo, Charlton Heston vino a Denver a celebrar una gran reunión pro-armas para la Asociación Nacional del Rifle";

Corte a Heston, que (supuestamente) continúa su discurso: "Tengo un mensaje del alcalde, el señor Wellington Webb, el alcalde de Denver. Me envió esto, y dijo 'No vengan aquí. No les queremos aquí'. Le dije al alcalde este es nuestro país, como americanos somos libres de viajar a donde queramos en nuestra ancha tierra. ¿Que no vengamos? Ya estamos aquí."


Vaya, ¿de dónde ha salido lo de las frías manos muertas? Pues de un discurso de Heston un año más tarde en Carolina del Norte. ¡Ups! Supongo que, como había pasado ya otro par de años cuando Moore hizo la película, le fallaría la memoria con estos pequeños e insignificantes detalles de si Fulano dijo lo que digo que dijo cuando, donde y a quien digo que lo dijo.

Lo que sigue nos muestra que a Moore tampoco le importa mucho si Fulano dijo lo que Moore dice que dijo, punto. El "cortecillo" justo después de le dije al alcalde no está mal, ni el de todo lo que venía antes de ya estamos aquí. Así, ajustando un poco el montaje, puede sin duda mostrarse al Papa diciendo: "las puertas del infierno prevalecerán". No sé por qué se molestó Heston en su último párrafo; la capacidad de Moore y similares de sacar palabras fuera de su contexto y ponerlas en otro más propicio para ellos es difícilmente resistible.

(Para un repaso más amplio de Bowling for Columbine, véase el artículo de José Carlos Rodríguez en Liberalismo.org).

9 comentarios:

belaborda dijo...

> 'Vaya, ¿de dónde ha salido lo de las frías manos muertas?'

Ah, es que este hombre es un poeta [y no se les pida a los poetas prosaicos detalles como esos de ser fiel a la memoria... y a los hechos].

Mary White dijo...

Marzo, no he podido evitarlo... you've been tagged!
http://marygodiva.blogspot.com/2007/07/fausta-por-tu-curpa-curpita-que-dice-la.html

Entropía dijo...

Saludos atentos.

Carlos Suchowolski dijo...

¡Una genial por ilustrativa muestra de la escuela de Gorki, Einsestein y demás "intelectuales" al servicio de la toma del Poder absoluto y su posterior conservación! ¡Eso es lo que se sigue llamando arcaicamente "compromiso"! ¡Bien por la denuncia, amigo!

Mary White dijo...

http://marygodiva.blogspot.com/2008/02/excesos.html
para ti, guapo

Dhavar dijo...

Mareparum:

Te he conocido por el comentario que le has dejado a Suchowolski.Y en ese momento estaba leyendo a Escohotado!.
Te añado a mi bloglines.
Vi la película.Entonces no sabía nada de Moore, pero me sentí realmente mal por la parte del film dedicada a HEston.Rezumaba verdadera malevolencia.

belaborda dijo...

¡Ah, joder, ha muerto, ya ves!

Marzo dijo...

Mary: gracias pero paso de lo de julio (como podía suponerse) y te agradezco lo de febrero (qué desastre de yo...).

Saludos tardíos, Entropía.

Gracias también, Carlos.

Dhavar, por lo que me contaron (no la vi) lo de la película de Moore con Heston fue una emboscada. Verás que no doy excesivo trabajo a tu Bloglines... A ver si un año de estos me pongo las pilas.

Pues sí, Belaborda. Se nos ha muerto.

Chelsea dijo...

This is great!