16 noviembre 2009

Discriminación por razón de sexo... y otras

Oyendo esRadio esta mañana me ha llamado la atención cierta insistencia de Federico (que espero disculpará la familiaridad) en que la precedencia del varón en el orden sucesorio a la Corona no se sostiene, vista la Constitución. Así que la he consultado y el artículo 14, en efecto, dice:

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Y después de leído me parece que Federico se queda corto. En efecto, ¿no es la edad una condición o circunstancia personal? Siendo así, ¿por qué ha de tener precedencia el/la hijo/a primogénito/a ante sus hermanos/as menores/as? Si es porque se le agraviaría privándole de una herencia que ya se le había asignado, ocurriría lo mismo de cambiarse el orden hoy vigente para la sucesión del actual Rey (aunque aquí bien podría decirse que donde las dan, las toman). Pero los principios constitucionales son los principios constitucionales, ¿no? Así pues, la solución obvia, e impecablemente constitucional, es un sorteo entre los hijos del Rey llegada la hora de sucederle.

Pero temo que aún no hemos aplicado todos los principios constitucionales aplicables. Me parece a mí que el nacimiento mencionado en el artículo 14 por fuerza incluirá el nacer en una determinada familia, de manera que la precedencia del varón ante la mujer no es menos anticonstitucional que la del hijo ante un ciudadano(¡-/a!) cualquiera. El único modo de sucesión a la Corona respetuoso con la Constitución, por tanto, es indudablemente el sorteo entre todos los ciudadanos de cualesquiera sexo, edad, nacimiento, raza, religión, opinión y cualquier otra condición, etcétera.

Y se conseguiría así, de paso, que la Corona fuese la única dignidad verdaderamente democrática en esta república. O lo que sea.

5 comentarios:

K Budai dijo...

Saludos
No sé nada sobre reyes y sucesiones. Pero no logro seguir muy bien la lógica de que un acto arbitrario o fortuito sea calificable de discriminatorio. Si la regla es algo como "El sucesor es el primer varón" no veo en ello ningún problema, ni tampoco que ese método sea peor que otro cualquiera. El PROBLEMA de las leyes de sucesión es determinar un sucesor de modo no caótico. Y esa regla lo consigue, sin dudas.
Podemos eliminarla, por supuesto y adoptar alguna otra, no menos arbitraria (jugarselo a los dados, o lo que sea)

No creo que pueda invocarse ese artículo 14, que parece ser un residuo fósil de la era de los derechos negativos, para reclamar para sí o para otros la oportunidad de ser rey.

Zuppi dijo...

Exactamente, creo que la razón por la cual la Familia Real no tiene demasiado interés en que se cambie la Constitución en cuanto al orden sucesorio para eliminar la discriminación por sexo es que, efectivamente, después de esa vienen todas las demás, siendo la más sangrante la de nacimiento. Eso sin contar que sería difícilmente justificable pedir la abolición de esa discriminación sin reclamar, a continuación, que la Infanta Elena se convierta en heredera.
De hecho, algo parecido está pasando con el matrimonio. Empezó siendo la unión indisoluble de un hombre y una mujer sin parentesco cercano no casados cn otros y de cierta edad y capacidad con fines de procrear y formar una familia (con todas sus connotaciones sociales y económicas).
Se han eliminado los requisitos de indisolubilidad, de fines procreativos y de la diferencia de sexos y las consecuencias sociales y económicas se han extendido a otras uniones, así que no me extrañaría que, en breve, se elimine el requisito de no estar casado, el del parentesco y hasta el de la edad...

Alfredo dijo...

Estoy totalmente en contra de perturbar el buen funcionamiento de la Corona - España tiene que continuar siendo monárquica precisamente por los hechos históricos. Los países "latinos" no se nos da bien la ausencia de la Corona y sino fíjese usted en aquellas "repúblicas" hispanoamericanas donde sólo hay caudillaje, al igual que ocurrió aquí cuando prescindimos de la Corona.

No, los países "latinos" necesitamos de un control superior.

Esto me recuerda a lo del dichoso "sufragio universal" - ¿es realmente universal? La idea afrancesada sólo ha dejado tristes resultados. Sin embargo, ¿por qué no es extensivo a ciertas edades?

Es sólo un ejemplo de lo que quiero decir y no es otra cosa que existen desigualdades y que algunas se han de mantener. El cesarismo ha venido siempre por intentar igualarnos a cosas a la que NO somos iguales, el cesarismo es hijo legítimo de la igualdad radical.

Y callo ahora porque no quiero distraer a nadie. Simplemente, usted me ha decepcionado hoy con su escrito. Pensaba que usted no iba a caer en esa trampa antimonárquica y afrancesada y totalmente ajena, por ser extranjera, a nuestra patria.

Marzo dijo...

Saludos, K. Budai. No, yo tampoco creo que pueda aplicarse el artículo 14 (y la respuesta de Alfredo termina de convencerme de que me asotilé tanto que me despunté y de que habría ido bien en el texto de la entrada una indicación menos indirecta que, por ejemplo, el último párrafo. Pongamos: "Pero temo que aún no hemos aplicado todos los principios constitucionales aplicables (¡o no aplicables!)").

Pienso yo que, ya que se conserva una institución tradicional como la Monarquía, conviene dejarle, a poco que no sean gravemente injustos, los detalles tradicionales que la distinguen de otras instituciones que no son la Monarquía (¡"discriminación" por nacimiento!) y de otras monarquías (¡los reyes de España no se coronan!). No me parece que ser rey de España sea ni deba ser un derecho de todos los españoles*, así que no me quita el sueño que un varón herede la Corona antes que sus hermanas mayores. Como tampoco me molestaría que el Rey Católico hubiese de ser católico (incluso parece que falte algo no debiendo serlo).

----
* ¿Qué gracia tendría que cualquiera pudiese ser rey? Aun entre los atenienses, que en época de Aristóteles sorteaban cada año el cargo, sólo entraban los ciudadanos del escalón censitario superior. Varones, obviamente, y supongo además que necesariamente casados, porque la reina debía celebrar nupcias sagradas con Dioniso en el festival del dios. Imagino que sólo los ficticios ingleses futuros de El Napoleón de Notting Hill, de Chesterton, han llegado a sortear la corona entre todos los ciudadanos.


-----------------
Hola, Zuppi. Creo que la poligamia tardará más porque costaría más dinero en pensiones, entre otros posibles motivos... De todas formas, ¿han sido a menudo los fines procreativos estrictamente un requisito para el matrimonio? En ese caso todo matrimonio estéril sería nulo ipso facto, y no vemos a Abraham repudiando a Sara cuando no tenían expectativas de engendrar y concebir, respectivamente.


-----------------
Alfredo, lamento el malentendido. De todas formas tampoco parece demostrado que nos vaya especialmente bien con reyes. Pero no entienda esto como un argumento mío en favor de establecer una república; meterse en los costes (de todos los tipos) de un cambio para quedar incluso aunque fuese igual, no es plan.

(Como sabe, el adjetivo latino "universus" significa "todo"; así, "el universo mundo" significa "el mundo entero" y "sufragio universal", "sufragio de todos". De todos los quiénes, claro, es la cuestión; todo sufragio es universal de todos los posibles electores, y el sufragio "universal" original no incluía a las mujeres, lo que no pareció contradictorio a sus proponentes. Ni aun a las sufragistas posteriores, que reivindicaron, que yo sepa, el "voto femenino" y no el "sufragio (más) verdaderamente universal".)

(Lo que me recuerda: ¿qué narices será un "estado social"? ¿Lo opuesto a un "estado asocial"? Misterio.)

Alfredo dijo...

Es cierto lo que dice --

Con respecto al sufragio, dice usted:

"De todos los quiénes, claro, es la cuestión; todo sufragio es universal de todos los posibles electores, y el sufragio "universal" original no incluía a las mujeres, lo que no pareció contradictorio a sus proponentes."

Es que no lo era si nos fijamos bien en ciertas definiciones. Obviamente hoy en día creo que sería bien tonto defender el sufragio sólo para hombres pero en relación con la Historia, me gusta lo que decía Aristóteles: que, en el fondo de todas las revoluciones que había conocido en su tiempo, no había más que cambios de fortuna.

Sobre lo de "estado social", me parece, obviamente, una aberración - tanto la palabra Estado como "social" en una constitución. Hubiera preferido las palabras nación y ciudadanos libres.

Saludos




Ni aun a las sufragistas posteriores, que reivindicaron, que yo sepa, el "voto femenino" y no el "sufragio (más) verdaderamente universal".)"