09 agosto 2008

Qué malo es Israel

Tantísimo que combatientes árabes enemigos de Israel, huyendo de combatientes árabes hermanos, piden asilo en Israel:

Israel accedió ayer [3 de agosto] a peticiones de la Autoridad Palestina y Egipto para permitir la entrada en Israel de combatientes de Fatah involucrados en los combates de este fin de semana con Hamás en la Franja de Gaza. El ministro de Defensa Ehud Barak acordó permitir la entrada a 188 personas, la mayor parte de los cuales seguirán inmediatamente hacia Cisjordania. Varios miembros de Fatah heridos en los enfrentamientos fueron trasladados a hospitales israelíes.

[...]

Partidarios de Fatah, la mayoría miembros del clan Hilles, huyeron hacia el paso fronterizo de Nahal Oz. El coronel Ron Asherov, al mando de la brigada de las Fuerzas de Defensa de Israel estacionada junto al norte de la Franja de Gaza, dijo que las FDI abrieron el paso cuando quedó claro que quienes querían entrar eran heridos de Fatah. Dijo que se tomó allí mismo la decisión de tratarlos "como un caso humanitario". Fuerzas de Hamás atacaron a los soldados y a los miembros de Fatah que huían con fuego de fusil y granadas de mortero. No hubo bajas.

Todos los partidarios de Fatah a los que se permitió entrar en Israel lo hicieron tras deponer las armas.

Entró en Israel un total de 188 personas, la mayor parte hombres y algunos niños. Veintidós estaban heridos, la mayoría levemente.

El servicio de ambulancias de Magen David Adom (Estrella de David Roja) Israelí trasladó a tres bajas con heridas moderadas o serias al Centro Médico Soroka en Bersheva y al Hospital Barzilai en Ascalón.


Al parecer no es la primera vez que ocurre:

La jugada final de Jordania para liquidar la resistencia palestina tuvo lugar en julio de 1971. El ejército jordano empujó a las fuerzas palestinas a un rincón del país, fronterizo con Israel y Siria, y allí los aplastó. Los alaridos de genocidio de Arafat condujeron a protestas árabes, al cierre de las fronteras de Irak y Siria con Jordania y a la suspensión de la ayuda kuwaití, pero estas medidas no pudieron cambiar el destino de los combatientes palestinos. Otros tres mil palestinos murieron en las siguientes dos semanas de lucha. La ferocidad del ataque forzó a muchos de los combatientes palestinos a huir a través del río Jordán en busca de asilo en Israel.


Malo remalo, y sus enemigos lo saben bien.

12 comentarios:

Alejandro De Llano dijo...

Hay muchos arabes que conocen la realidad de Israel de primera mano o por testimonios de otros que viven en el pais del Medio Oriente donde mas libertades puede tener un arabe o un musulman. No todos los arabes son iguales, por lo menos eso es lo que parece al leer cosas como esta:http://www.arabsforisrael.com/international/espanol.html

Tumbaíto dijo...

Querer a Israele es una de las formas de hacerse persona.

Tumbaíto dijo...

Le he dejado el artículo en una respuesta a su comentario.

Tumbaíto dijo...

¿Está vivo?

Marzo dijo...

¿Yo? Aproximadamente.

Tumbaíto dijo...

¿Se puede creer que soy de los que admiten grados de estar muerto pero no entienden que podría significar estar aproximadamente muerto?

Tumbaíto dijo...

"qué podría"

(Sé que algún día escribiré un comentario sin faltas.)

Marzo dijo...

(¿Admite grados, como Max el Milagrero?) (Aunque no sé si usted ve películas...)

¿Muerto en algún grado desconocido, tal vez?

Tumbaíto dijo...

Pocas y siempre me arrepiento.

Tumbaíto dijo...

Por cierto, no querría agobiarle pero se le echa de menos.

Tumbaíto dijo...

¡Feliz Año, Marzo!

Gracias por las molestias que se toma en todos y cada uno de sus comentarios.

Marzo dijo...

Feliz año, Fidel.

De anda; espero que al menos le aprovechen :-)